Asesoramiento empresarial en sector servicios

Ponemos en práctica las estrategias y conseguimos que las cosas pasen.

Nuestra oferta de asesoramiento


image

Dentro de una compañía global y transformacional como la nuestra, con una oferta integral de servicios, desde la unidad de Business Consulting nos focalizamos en poner en práctica las estrategias y conseguir que las cosas pasen.

En Cica Soluciones basamos nuestra relación en la generación de confianza a largo plazo, convirtiéndonos en socios de las empresas con las que trabajamos y posibilitando la aplicación de nuestras propuestas a lo largo de toda la cadena de valor.

Disponemos de áreas de alta especialización en estrategia de negocio que generan espacios de referencia en el mercado, ofreciendo servicios de alto valor añadido a nuestros clientes a través de equipos expertos.

Nuestra oferta se caracteriza por cuatro atributos:

  • Sectorizada: resuelve las necesidades estratégicas de nuestros clientes mediante un profundo conocimiento sectorial y del negocio, que comprende las necesidades de las empresas y de cómo se relacionan con sus clientes, competencia y proveedores.
  • Especializada: conoce en profundidad funciones empresariales concretas y sabe cómo resolver los retos de negocio de nuestros clientes.
  • Ejecutable: compromiso con los objetivos estratégicos y de negocio definidos con nuestros clientes hasta su consecución a través de una vinculación y obtención final de los resultados.
  • Global: comprensión de las necesidades globales de nuestros clientes y habilidad para resolver sus particulares necesidades estratégicas y de negocio con una visión integral y en los mercados en los que operen.

transforma, porque explora nuevas áreas de oportunidad más allá de la prestación convencional de servicios; estratégica, porque está enfocada sobre el CEO y el Comité de Dirección y actúa sobre las necesidades estratégicas de la compañías tales como las compras, la entrada en nuevos negocios o el rediseño organizativo; por último, negocio, porque resuelve los problemas de negocio de los directores de unidades y de directores funcionales, asegurando que los objetivos se consiguen y afectan a la cuenta de resultados del cliente, a través de, por ejemplo, nuevos productos, objetivos de ventas o reducciones de churn.