Corredor de seguros

especializadosen el ámbito de la mediación de seguros privados

corredores de seguros

Los Corredores de Seguros están especializados en el ámbito de la mediación de seguros privados, con personal debidamente cualificado y autorizado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda.

Ventajas:
  • Ahorro garantizado: El análisis permanente y riguroso del mercado que las corredurías realizan constantemente, y la posibilidad de trabajar con varias compañías, les permite seleccionar el producto que mejor se adapte a las necesidades de sus clientes, consiguiendo la oferta idónea conforme a las condiciones calidad / precio más ventajosas. Al consumidor le cuesta lo mismo, o posiblemente menos, contratar una póliza a través de una correduría que directamente a través de la entidad aseguradora, sin suponer ningún coste adicional.
  • Independencia: Un corredor de seguros, al contrario que los agentes de seguros, es independiente e imparcial en sus opiniones respecto a la entidad aseguradora, y siempre prioriza los intereses del asegurado.
  • Atención personalizada: Las corredurías de seguros garantizan el trato personal y directo con el cliente, que tendrá siempre a su disposición un asesor en materia de seguros que identifique sus necesidades, velando por sus intereses y prestando apoyo en caso de siniestro.
  • Servicio Integral: El corredor o correduría de seguros, gestiona absolutamente todos los trámites necesarios. Desde la contratación y formalización del seguro hasta su renovación y regularizaciones periódicas; desde la confección de los partes de siniestros hasta la formulación de reclamaciones a la entidad aseguradora o terceros.
  • Garantía de profesionalidad: Los corredores de seguros deben reunir los requisitos más estrictos del conjunto de mediadores de seguros en cuanto a formación en materia financiera y de seguros privados establecidos por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. También deberán acreditar honorabilidad comercial y profesional.
  • Capacidad financiera y solvencia: Están obligados a contratar un seguro de responsabilidad civil profesional para hacer frente a las posibles reclamaciones de sus clientes. En caso de cobrar recibos deberán disponer de un aval por un importe del 4% del total de las primas anuales percibidas.
  • Departamento de atención al Cliente: mediante el cual se pueden cursar todo tipo de quejas de sus clientes.